Cómo utilizar ReadyBoost en Windows 7

Cómo utilizar ReadyBoost en Windows 7
0 Flares 0 Flares ×

ReadyBoost es una funcionalidad que apareció desde el lanzamiento de Windows Vista y continúa hasta Windows 10, siendo uno de los componentes que apuntaban a mejorar el rendimiento de los ordenadores con el sistema operativo de Microsoft. Específicamente se trata de un tipo de tecnología de caché de disco que cuenta con la misión de ayudar a hacer más veloces a los ordenadores mediante memorias flash de dispositivos USB, tarjetas SD, CompactFlash, entre otros.

Cabe destacar que la memoria flash o de estado sólido, como las memorias USB o tarjetas SD, tienden a ser más veloces en comparación a un disco duro tradicional. Por este motivo, al dedicar un dispositivo USB para ReadyBoost, los resultados pueden ser interesantes. No obstante, debemos dejar en claro que este no es un remplazo para la memoria RAM, ya que la velocidad de escritura y lectura tiende a ser inferior.

Además, sabiendo cómo utilizar ReadyBoost en Windows 7, automáticamente podrás mejorar el rendimiento de un ordenador con 512 MB o 1 GB de RAM. Dicho esto, también debemos mencionar que en PCs con una mayor cantidad de RAM es probable que esta funcionalidad no pueda marcar una diferencia notable.

ReadyBoost en Windows 7

Dentro de los diferentes beneficios que representa la tecnología ReadyBoost en Windows 7, especialmente en netbooks y laptops, también podemos resaltar que por su menor tiempo de búsqueda y servir como almacenamiento temporal para algunos programas, el acceso al disco duro también es menor, lo que trae como consecuencia un consumo de batería menor (en teoría).

En este sentido, ReadyBoost es una útil solución para sistemas que cuentan con una cantidad de memoria RAM insuficiente. Por ello, como hemos mencionado, si tu equipo posee 4 o más GB de RAM, ReadyBoost resultará prácticamente innecesario. Sin embargo, si únicamente dispones de 512 MB a 1 GB de RAM, sin duda puedes aprovechar esta atractiva alternativa.

Cómo funciona ReadyBoost

Antes de proceder a indicar los pasos para usar ReadyBoost, es importante conocer cómo funciona esta tecnología. Pues bien, como muchos sabrán, para ejecutar un archivo el sistema operativo necesita que el mismo se encuentre cargado en memoria. En primer lugar, Windows carga el archivo a ejecutar en la memoria RAM, pero esta memoria tiende a limitarse según el tamaño de los archivos que se suelen manejar, por lo que Windows simula parte de la RAM en el disco duro, utilizando la llamada memoria virtual o archivo de paginación.

En este sentido, es importante mencionar que, por un lado, la velocidad del disco duro tiende a ser inferior quela de la memoria RAM y por otro, no debes olvidar que un disco duro es una pieza mecánica, por lo que para localizar un dato tiene que mover unos cabezales y unos discos. Esto hace que una petición que hagas al disco duro no estará disponible antes de 8ms.

ReadyBoost en Windows 7

Entonces, ReadyBost viene a actuar como un tercer tipo de memoria, en este caso como una memoria caché del archivo de paginación. Y al encontrarse en una memoria del tipo Flash de alta velocidad, tendrá una respuesta de aproximadamente 1ms a 2.5ms ante una petición. Con esto es evidente que se notará un mejor rendimiento del ordenador.

Cómo usar ReadyBoost

Requisitos del dispositivo USB

Algo que debes tomar en cuenta es que no cualquier memoria USB puede funcionar con este tipo de tecnología. Es decir, la mayoría funciona, pero para sacarle un mejor provecho es necesario tomar ciertas consideraciones como:

  • Disponer de un USB de al menos 256 MB, aunque uno de 2 o más GB pueden cumplir con la tarea más que satisfactoriamente.
  • En Windows 7 puedes utilizar hasta 8 dispositivos al mismo tiempo. Por ejemplo, puedes conectar 4 memorias USB y 4 tarjetas SD, para un máximo de 256 GB.
  • El aparato USB debe contar con un tiempo de acceso de 1ms o menos. Aunque en estos casos, podemos decir que la mayoría de USBs recientes cumplen con este requisito.
  • El aparato USB debe tener una velocidad de lectura de 2.5 MB/s y 1.75 MB/s de lectura.

Cabe destacar que la mayoría de fabricantes de USB suelen calificar a sus dispositivos por la velocidad de transferencia. Hay marcas que están en la línea más veloz y para efectos de ReadyBoost, funcionan bastante bien.

ReadyBoost en Windows 7

Activar ReadyBoost en el sistema

También es importante tomar en cuenta que para utilizar la funcionalidad de ReadyBoost deberás dedicar el dispositivo USB a ello. En este caso, es posible particionar el dispositivo y utilizar sólo una sección, aunque es más recomendable dedicarla completamente a ello.

Lo primero que debes hacer a la hora que querer utilizar ReadyBoost es asegurarte que no haya datos importantes en el dispositivo. Para ello, insértalo y revisa los contenidos para hacer las copias necesarias y, una vez hecho esto, haz clic derecho y luego selecciona la opción de Formateo que aparece en el menú contextual.

ReadyBoost en Windows 7

En la ventana de formateo aparecerá una serie de opciones, donde debes asegurarte de seleccionar NTFS como sistema de archivos. NTFS es un sistema de archivos que se fragmenta menos que el popular FAT32. También puedes asignar un nombre a la unidad y asegurarte de activar el Formato rápido. A continuación haz clic en Aceptar.

ReadyBoost en Windows 7

Cuando termine el formateo de tu dispositivo USB o tarjeta SD, debes dar clic derecho nuevamente al ícono correspondiente y luego selecciona sus Propiedades. Dirígete a la pestaña de ReadyBoost.

ReadyBoost en Windows 7

Selecciona la opción Dedicar este dispositivo a ReadyBoost. Recuerda que el espacio que vas a dedicar a esta función quedará inutilizable por el USB hasta que vuelvas a formatear la memoria. Finalmente haz clic en Aceptar y listo, tendrás tu dispositivo listo para servir como memoria caché.