Cómo reparar un disco duro

Cómo reparar un disco duro
0 Flares 0 Flares ×

Un disco duro (HDD por sus siglas en inglés) es un dispositivo que para poder almacenar datos digitales, utiliza un sistema de grabación magnética.  Sin embargo estas maravillas de la ingeniería pueden tener problemas y dejan de funcionar.  En las siguientes secciones encontrarás distintos métodos que pueden ayudarte a recuperar la información del HDD o incluso repararlo. Una guía segura práctica que no encontrarás en todos lados.

Debes tomar en cuenta que si no puedes realizar los procedimientos, es mejor llevar tu HDD a una empresa especializada. Los métodos que se te presentarán funcionan, siempre que el disco duro no haya hecho ningún sonido extraño (chillido o estallido o chasquido) o si el HDD no ha sufrido algún golpe considerable.  Los procedimientos tienen alta probabilidad de funcionar en un disco duro que se apagó sin razón aparente y deseas recuperar la información que ahí se encuentra.

Procedimiento 1: Primeros pasos a seguir

  1. Inspecciona la parte externa del disco duro, en búsqueda de algún daño.
  • Deja de manipular tu ordenador o el disco duro.
  • Apaga la computadora.
  • Desconecta el disco duro de tu ordenador.
  • Examina el disco duro en busca de puntos calientes o algún daño en la tarjeta controladora externa.
  • Comprueba si hay alguna pieza rota.
  1. Cambia los cables
  • Cambia los cables de alimentación y transferencia de datos por cables nuevos y compatibles con tu disco duro.
  1. Conecta el disco duro a otra computadora y vuélvelo a intentar.
  • Si enciende, lo más probable es que la tarjeta madre sea la que esté dañada y no el disco duro.
  1. Si tu disco es PATA (IDE/EIDE), reconfigura los pines
  • Si lo encuentras en modo Esclavo o en Selección por cable, cambia la posición de los pines a la posición Maestro.
  • Vuélvelo a conectar sin otro dispositivo en ese puerto e inténtalo de nuevo.
  1. Intenta utilizar otros IDs y/o con otro controlador PCI
  • Si no tuvieses otro controlador, una tarjeta PCI que añade puertos al ordenador, entonces sólo cambia el ID.
  1.  Conéctalo a un adaptador de discos externo o aun alojamiento de disco externo, por ejemplo un USB.
  • Si todavía no funciona, conéctalo a otra fuente de alimentación, incluyendo la conexión de datos.  Si todavía no logras hacerlo funcionar existe la posibilidad de que la falla se refiera al circuito impreso.

Procedimiento 2: Cambia la tarjeta controladora del HDD

  1. Muchos discos duros tienen una tarjeta controladora externa, si tu disco duro no tiene una así, no continúes con este procedimiento.  Observa la tarjeta controladora y luego determina si es posible quitarla pero sin exponer los platos del disco.
  2. Busca un HDD con el que puedas experimentar.
  • Debes conseguir un disco duro que sea del mismo número de modelo y progresión (misma versión de firmware y mismo número de tarjeta de circuito impreso).  Posiblemente encuentres uno en eBay o Amazon.  Contacta con el vendedor para verificar que las fotografías posteadas correspondan al disco duro en venta
  1. Retira la tarjeta controladora del disco duro dañado
  • Retira los tornillos con un destornillador adecuado.
  • Observa como está conectado el disco y no lo olvides.  En general los discos se conectan con cables planos y pines, ten cuidado y trata de no dañar ni doblar los conectores.
  1. Retira la tarjeta controladora del disco duro funcional
  • Hazlo de la misma forma que con el otro disco, sé cuidadoso.
  1. Conecta la tarjeta funcional al disco duro dañado.
  2. Conecta el disco al ordenador o dispositivo y vuélvelo a probar.
  • Si en este punto funciona, copia los datos hacia otro disco duro o dispositivo de memoria extraíble.
  • Si no funciona, vuelve a armar el disco que compraste con la tarjeta controladora que funciona, así debería funcionar.

Procedimiento 3: recupera tus datos con Linux

Cómo reparar un disco duro

En muchas ocasiones Windows no detecta el HDD, y esto es debido a que el sistema de archivos se dañó.  Si es este el problema, lo mejor es crear una imagen del disco duro antes de ejecutar alguna utilidad de reparación de sistemas de archivo.  Ya que si tiene un daño de hardware menor y además un daño en el sistema de archivos, es posible que empeores el estado del HDD.

Al realizar una imagen del disco antes de repararlo, es posible que puedas revertirlo a su estado normal.  Así que si sabes utilizar Linux, utiliza el DD para poder crear una imagen de tu HDD.  Sé cuidadoso, ya que tomar la imagen de manera incorrecta podría dañar tus archivos o dificultarte aún más la recuperación de datos.

Utiliza un disco de instalación de Windows XP para poder encender tu ordenador, ingresa al panel de recuperación.  Luego ingresa en la petición de comando DOS y desde aquí utiliza “chkdsk” para reparar el sistema de archivos.  Cambia la “LETRA DE UNIDAD” por la letra de la ubicación del disco correcto, por ejemplo: chkdsk (LETRA DE UNIDAD): /f

Ahora Windows tratará de reparar el sistema de archivos.  Linux tiene en algunas de sus versiones el programa ntfs-3g y ntfsprogs, en el que se incluye otro programa: ntfsfix con el que puedes reparar el sistema de archivos ntfs de Windows para poder iniciarlo o instalarlo.  Además es posible que Linux no tenga problemas, por lo que podrás ingresar a tu información a pesar de que el disco duro no inicie.

Aunque es posible instalar el disco duro en un ordenador que ya ejecute Linux, también se puede utilizar un CD Live para instalarlo. Para esto debes descargar y grabar en un CD o crear un sistema Linux de arranque en una memoria USB.  En la siguiente sección te enseñaremos a realizar este procedimiento.

  • Descarga un disco Live. Puedes utilizar el CD de recuperación de Sistema para esta aplicación.
  • Graba el archivo .iso en un CD en blanco con el programa de grabación de tu preferencia.
  • Reinicia tu ordenador.  Cambia el orden de arranque desde el BIOS.

Inicia Linux, o también puedes instalar el disco duro utilizando el disco Live Linux.  Inicia con la copia de seguridad de datos en caso de que Linux pueda accesar al sistema de archivos.  Para instalar el disco utiliza el comando siguiente: mkdir /mnt/disk && mount -t auto /dev/sda1 /mnt/disk. En caso de que el disco sea IDE, el comando adecuado es: mount -t auto /dev/hda1 /mnt/disk, en caso de que tengas únicamente una partición en tu disco.

Luego instala otro disco para realizar una copia de seguridad.  Si tienes alguna duda con respecto a este proceso, consulta la guía de Linux.  Linux tiene diversas utilidades que sirven para la recuperación de datos.  En caso de que la tabla de partición esté muy dañada, Linux la repara con una utilidad llamada Testdisk.  Con esta utilidad Linux volverá a crear una tabla de partición, para utilizarla haz lo siguiente.

  • Para iniciar debes utilizar un CD Live de Linux.,
  • Inicia el comando: testdisk/log.  Si no consigues este comando en tu disco Live, puedes conseguirlo en el CD de recuperación de Sistema.
  • Busca el disco dañado, luego elige la opción para recrear la tabla de partición.  Las instrucciones están disponibles en el sitio web de Testdisk.
  • Recuerda que el primer disco IDE del sistema puede verse como /dev/hda, si el disco es SATA o SCSI, y si está conectado a través de un USB, aparecerá como /dev/sda.

Las particiones en el disco C son así: Primera partición es /dev/hda1, segunda partición es /dev/hda2, así sucesivamente.  Cuando utilices Testdisk o Photorec, ejecútalo con el comando /log, no lo hagas si el sistema del que intentas recuperar datos es muy pequeño. Esto te permite ejecutar el comando nuevamente si el programa ya no funcionara, esto sin necesidad de empezar desde cero.

Procedimiento 4: Photorec

Se trata de un software de recuperación de datos, originalmente tenía el objetivo de recuperar imágenes borradas de la memoria de una cámara digital o disco duro.  Este programa trabaja ignorando el sistema de archivos, buscando la cabecera de archivos (que es la primera parte de un archivo) luego le dice al OS qué tipo de archivo es sin que el sistema tenga que leer la extensión.

Este programa también se utiliza para buscar cabeceras no relacionadas con archivos de audio o vídeo.  Hasta ahora Photorec tiene la capacidad de buscar hasta 80 tipos de archivos diferentes.  Photorec pertenece al paquete de Testdisk.  Para instalarlo en el Linux Distro basado en Debian, debes ejecutar el comando como usuario root: apt-get install testdisk.  Si no ingresa como root, debes agregarle al mismo comando la palabra “Sudo”, así:  sudo apt-get install testdisk.

Photorec recupera archivos borrados, siempre que se hayan eliminado recientemente.  Lo más recomendable es usar el comando \log para ejecutar Photorec, no lo hagas si el dispositivo que deseas utilizar es menor a 1 GB y no esté muy dañado. Así, si se detuviera el proceso, puedes reanudarlo desde donde se detuvo, siempre que se reconozca como el mismo disco.  IE, /dev/sda.

Si no sabes cuál disco es, ingresa a la consola/shell y ejecuta el comando dmesg.  Suponiendo que el disco esté conectado a través de un USB, únicamente debes conectarlo, luego espera aproximadamente un minuto, usar el comando y luego leer los mensajes que aparezcan. Una vez que hayas conectado el disco de forma correcta, debe aparecer en el sistema y será visible en la salida del dmesg.

Recuerda que al utilizar Photorec o Testdisk sin la bandera /log, tendrás que empezar de cero en caso de que el programa se cierre o no finalice.  Toma en cuenta que si el disco está muy dañado, puede durar hasta 100 horas en finalizar, pero en general, la recuperación de 40 Gb dura 5 horas. Jamás debes volver a escribir en el mismo dispositivo, aunque todas las demás particiones estén bien.

Si deseas utilizar Photorec en una imagen de archivo en Linux, utiliza el comando: sudo photorec /log imagefilename -d /some/directory/to-store/recovered/ítems.   Si deseas recuperar los datos directamente desde un dispositivo, debes ejecutar Photorec sin ningún argumento, así verás un menú de dispositivos disponibles.  sudo photorec /log.

Únicamente usa esta herramienta si no es posible reparar la partición, ya que se perderán los nombres de todos los archivos.  De cualquier manera, realiza un buen trabajo de recuperación de datos, aunque el disco duro está seriamente dañado. Siempre que pueda arrancar, será posible recuperar algunas cosas, la mayoría de veces recuperar todo.

Este software busca el disco rígido de los archivos legibles buscando las cabeceras, copiándolas donde tú le indiques con la bandera –d.   Toma en consideración que si estás recuperando 20Gb de datos, serán necesarios 40 Gb de disco duro como mínimo.  Los archivos extraídos se colocarán en carpetas, y ya que la tabla de partición no existe o no es legible, los nombres de los archivos se perderán y se renombrarán con el número de indo de dónde se encontraron en el disco.

Por ejemplo, los archivos recuperados tendrán nombres así:  f53257.doc o f21323.jpg y estarán en carpetas llamadas recup_dir.1, recup_dir.2, y así sucesivamente.  Las carpetas se van creando a cada 50 Mb de forma automática, los archivos  que se encuentren se copiarán en esa dirección.  Algunos archivos tienen cierta información en cabecera que permite recuperar parte del nombre de tu archivo original

Consejos a tomar en cuenta

  • No utilices jamás un RAID 0 si tienes información importante.  Se sabe que es rápido, pero la seguridad que ofrece no es fiable.  Por tanto es probable que se dañen  dos discos en lugar de sólo uno.
  • Si te sientes inseguro en algún procedimiento, es mejor que contactes a una empresa profesional, de esta manera evitarás pérdidas considerables en tu información.
  • Ten mucho cuidado con el calor, ya que puede dañar el disco duro.
  • Es importante que sepas que si tienes un disco duro dañado en la superficie, éste puede arruinarse de manera irreversible si intentas leer el área perjudicada varias veces, ya ue el área principal se daña.
  • Ten cuidado con la electricidad estática.
  • Antes de cualquier modificación en tu disco duro, verifica si tiene garantía.
  • Luego de que hayas cambiado la tarjeta controladora, tendrás 2 discos duros defectuosos, y no importa si lograste recuperar o no tus datos. No utilices nuevamente estos discos.
  • Este procedimiento está indicado en discos que aunque no funcionan físicamente, los datos que contiene están intactos.