Cómo optimizar Windows 8

Cómo optimizar Windows 8
0 Flares 0 Flares ×

Windows 8 es una versión perteneciente al sistema operativo de Windows, creado por Microsoft.  Es posible realizar distintas acciones para maximizar el rendimiento de Windows 8, para lograr un mejor aprovechamiento de sus características y llegar a una funcionalidad más rápida y eficaz, utilizando menos memoria por ejemplo.

Aunque Windows 8 es mucho más óptimo en rendimiento respecto a sus antecesores, aún puede mejorarse su aprovechamiento si sabes configurar ciertas características, adecuándolo a tu ordenador, pues debes saber que Microsoft tiene una configuración estándar en la mayoría de ordenadores.

Activa y utiliza el Inicio rápido

También llamado Inicio híbrido, el Inicio rápido puede ser activado en Windows 8. Con esta opción puedes optimizar tu sistema, guardando los archivos al apagarse, para que de esta manera pueda arrancar mucho más rápidamente la siguiente vez que enciendas.  Es un proceso similar al de Hibernación, pero no funciona al reiniciar el sistema, únicamente al apagarlo y volverlo a encender.

  1. Para activar o verificar que el Inicio rápido, primero debes ingresar al Panel de Control, luego haz clic sobre Opciones de energía (identificas esta opción por un ícono de batería).
  2. Observa que en el panel de la izquierda hay una opción llamada Elegir el comportamiento del botón de inicio/apagado.  Oprímela.
  3. Desplázate hacia la parte baja de la pantalla y observa si la casilla Activar inicio rápido está  marcada.
  4. Si no fuera posible marcar esta casilla, utiliza el vínculo que está un poco más arriba de estas opciones llamado: Cambiar la configuración actualmente no disponible.  Si aun así no es posible activarla, es porque la hibernación no está habilitada en tu ordenador.
  5. Para activar la hibernación debes oprimir la siguiente combinación de teclas: Windows + R.  Rápidamente debe abrirse el Símbolo del sistema, en la pantalla negra debes escribir lo siguiente: powercfg/hibernate on.  Luego presiona la tecla Enter de tu teclado.
  6. Eso es todo.  Como una pequeña advertencia debes saber que en ocasiones el Inicio rápido puede provocar trastornos indeseados en tu ordenador.  Si esto sucede, es recomendable que desactives esta opción.

Elimina o deshabilita programas de Inicio

Si logras que algunos programas innecesarios dejen de ejecutarse automáticamente, seguramente ayudas a optimizar Windows 8.  En esta versión de Windows existe una nueva herramienta llamada Inicio, localizada en el Administrador de tareas.  Para esto debes hacer lo siguiente.

  1. Abre el Administrador de tareas utilizando la combinación de teclas siguiente: Control + Mayúscula + Escape.  También puedes ingresar desde el escritorio haciendo clic derecho sobre la barra de tareas, del menú desplegable elige Administrador de Tareas.
  2. Luego, haz clic derecho sobre el programa que deseas eliminar o deshabilitar, y elige la opción más conveniente.

Optimiza y Desfragmenta tu disco duro

La opción que anteriormente se conocía como Desfragmentar, ahora en Windows 8 se conoce como Optimizar.  Esta herramienta se encarga de analizar y desfragmentar los discos en cuanto sea necesario, con una programación semanal predeterminada.  Esta planificación puede ser cambiada en relación al uso que le des a tu ordenador.

Toma en cuenta que la afectación al rendimiento es nula, pues la prioridad de este proceso es baja.   También puedes optimizar Windows 8 desde un comando llamado DEFRAG, con el que tienes más opciones disponibles.  Es importante que desactives la optimización automática si estás utilizando un disco de estado sólido.

En los discos de estado sólido no es necesaria la desfragmentación, no la realices pues así te evitas el desgaste del disco.  Primero debes ingresar a las Propiedades de cualquier unidad de disco duro, luego busca y oprime la opción Optimizar localizada en la pestaña Herramientas de esta sección.

Personaliza o elimina los efectos de animación de Windows

Si no posees un ordenador muy potente y deseas acelerar la funcionalidad de tu ordenador, es recomendable que desactives los efectos de animación. Para esto debes dirigirte al Panel de control, luego abre Sistema y una vez dentro elige Configuración avanzada del sistema.  Oprime el botón Configuración localizado en la pestaña de Opciones avanzadas. Por último oprime Ajustar.