Cómo establecer una unidad para recuperar Windows 8

Cómo establecer una unidad para recuperar Windows 8
0 Flares 0 Flares ×

A continuación te explicamos cómo establecer una unidad para recuperar Windows 8 desde una memoria USB. Además, aprenderás a cómo preparar un dispositivo flash USB como unidad recuperación y así poder resolver conflictos del arranque en caso de que Windows se encuentre instalado en una Laptop, Notebook o una PC, sin unidad óptica o lector de DVD. Sin embargo, debes tomar en cuenta que uno de los primeros pasos para instalar Windows 8, es el crear una recuperación en una memoria flash que se pueda conectar por un puesto USB.

Solo así puedes tener la seguridad de resolver cualquier conflicto o error que se pueda presentar en el futuro. Dicho dispositivo lo puedes usar de forma similar a un disco de arranque, de inicio o disco de instalación del sistema, ahora bien, en caso de que se presente algún tipo de conflicto como por ejemplo que el equipo no arranque, solo basta con insertar el dispositivo USB y arrancar el equipo de él. Por otra parte debes crear dicha unidad en los casos de los equipos que se venden con el sistema operativo preinstalado.

En este tipo de casos se incorpora una partición en el disco duro de recuperación, además, esta partición incluye todos los archivos necesarios para reparar el sistema en caso de que el equipo no arranque, pero si la causa o el conflicto está involucrado el disco duro debido a cualquier error aunque sea sencillo, la partición de recuperación no te servirá de nada. Incluso puede copiar dicha unidad de recuperación a la unidad en el dispositivo USB y tenerlo completamente a salvo.

Cómo crear una unidad de recuperación

Entre los requisitos que se necesitan para crear una unidad de recuperación está: un dispositivo flash de 1GB. Para ello debes sacrificar un dispositivo que no vayas a utilizar en otras tareas, después lo correcto es crearlo, guardarlo a salvo como si fuera un disco de instalación de Windows, de esta forma puedes evitar futuros dolores de cabeza. Ahora bien, para crear los archivos necesarios que permitan convertir cualquier dispositivo USB en prácticamente un disco de arranque, haz lo siguiente:

  • Escribe en la pantalla de inicio: “crear una unidad de recuperación”.
  • También bastará con escribir solo: “recuperación” y buscar a la derecha en el menú “Configuración” la opción correspondiente.
  • En la ventana que se abre se podrá marcar la casilla: “copiar partición” en los casos que existe una unidad de recuperación en el equipo, por tratarse de un equipo con Windows pre instalado.
  • A continuación, seleccionar la unidad USB conectada al equipo.

Cómo establecer una unidad para recuperar Windows 8

Arranca el equipo desde la unidad USB

Ante cualquier inconveniente que impida que Windows no inicie correctamente, es importante arrancar el equipo desde el dispositivo USB que contiene la unidad de recuperación creada y para ello es necesario activar en el SETUP o configuración principal del equipo, la unidad USB como la primaria. Aunque en este caso de forma predeterminada está habilitada como dispositivo de arranque el disco duro principal o la unidad óptica.

Ahora bien, para poder ingresar al SETUP o BIOS como también se le conoce, es necesario antes de que se cargue Windows, presionar la tecla DEL o SUPRIMIR. En algunos casos se difiere la tecla necesaria para ello y puede ser: F10 p F2 pero siempre se puede observar en el primer menú que se ve en la pantalla al encender el equipo. Después que se logre iniciarlo se puede ver una pantalla negra en la que se podrá desplazarse usando solo el teclado.

También debes buscar la opción: “opciones de inicio” y en ella “orden de inicio” o algo similar y al finalizar asegúrate de guardar los cambios. Al arrancar el equipo desde la unidad creada estará disponible el menú “Opciones de recuperación del sistema” con varias herramientas de recuperación especiales que facilitan que pueda volverse a usar Windows en el equipo.