Cómo Entender mejor el nube, guía avanzada

Cómo Entender mejor el nube, guía avanzada
0 Flares 0 Flares ×

Referencias a “la nube” -the Cloud en inglés- soy muy comunes en el mundo de Internet. En realidad la nube es una metáfora empleada para hacer referencia a servicios que se utilizan a través de Internet.

Antes del concepto de la nube, el procesamiento y almacenamiento de datos se hacían en tu computadora; en cambio, computación en la nube -cloud computing en inglés- permite una separación funcional entre los recursos que se utilizan y los recursos de tu computadora, esto es: se utilizan recursos en un lugar remoto y que se acceden por Internet.
Todo lo que ocurre dentro de la nube es totalmente transparente para ti y no necesitas conocimiento técnico para utilizarla.

El término software como servicio -software as a service en inglés, abreviado SaaS- es utilizado también para referirse a programas que se ofrecen mediante la nube.

¿Cuándo se está usando la nube?

Sin que te des cuenta estás haciendo uso de servicios en la nube continuamente. Un ejemplo típico es usar una página web para acceder a una cuenta de correo en Google, Hotmail, o Yahoo, por mencionar unos cuantos.

Otra forma de ver a la nube es como una conexión a un servicio que ofrece poder de cómputo y procesamiento, análogo a servicios como luz y agua, donde una casa no requiere de generadores de luz o bombas de agua para consumirlos.

Siendo así, puedes ver a la nube como todos los servicios para música, películas, fotos, juegos, procesadores de palabras, etc., servicios a los que puedes acceder independientemente de la computadora o dispositivo que estés usando.

YouTube es otro ejemplo: es un servicio que está en la nube, ya que el almacenamiento de los vídeos se hace en un servidor remoto, lejos de tu computadora.

Variantes de uso del término “nube”

Nube privada (private cloud).– Este término se utiliza cuando una infraestructura en la nube atiende exclusivamente a una organización. Dicha nube puede ser administrada por un tercero o por la misma organización.

Nube pública (public cloud).– Este término se utiliza cuando una infraestructura en la nube está abierta al público en general, ya sea mediante una suscripción o de forma gratuita.
Nube híbrida (hybrid cloud).– Este término se utiliza cuando una infraestructura en la nube está compuesta de una combinación de privada y pública.
Almacenamiento en la nube (cloud storage).
Disco duro en la nube (cloud drive).
Cloud washing.

Cloud Drive

Disco duro en la nube (también conocido como cloud drive, en inglés) se refiere al hecho de que puedes configurar un servicio de almacenamiento en la nube de tal forma que sea presentado como si se tratara de un disco duro más en tu computadora -en Windows se identifican con una letra (como lo son E: o Z:)-. Otra forma de verlo es como tener un disco duro en Internet.

Estos servicios permiten que todas las operaciones que se hagan con ese disco duro en la nube se realicen como cualquier otra operación que manipula datos y archivos, haciendo toda interacción transparente para las aplicaciones que usen el disco duro en la nube.

Por ejemplo, si el disco duro en la nube está montado en Windows con la letra Z, entonces una aplicación como Microsoft Word puede salvar archivos de texto simplemente direccionándose al disco Z. Al salvar el archivo, el servicio de almacenamiento en la nube se encarga de todo lo demás, manteniendo la información sincronizada. Usualmente el hecho de que no tengas conexión a Internet no evita que puedas seguir usando tu disco duro en la nube, tal como lo haces normalmente, con la diferencia de que la sincronización en sí se hará hasta el momento que se detecte una conexión a Internet.

Se le atribuye a Amazon la popularización del término cloud drive, gracias a su servicio Amazon Cloud Drive, que fue lanzado en el año 2011, aunque hay otros servicios que te permiten tener una funcionalidad similar, como lo son entre otros, Dropbox y Google Drive.

¿Cómo funciona un disco duro en la nube?

En su nivel más básico, un servicio de disco duro en la nube tiene un servidor de archivos conectado a Internet (o en la nube).

Copias de los archivos de un usuario son enviados través de Internet a dicho servidor de archivos, que a su vez, registra e indexa la información. Una interfaz que accede a Internet está continuamente manteniendo en sincronización la información que está en el servidor de archivos y la que está en el dispositivo (o los dispositivos) que usan el servicio.

Por ejemplo: un usuario tiene una computadora con Windows usando un disco duro en la nube y crea un documento en Word. Si este usuario tiene también una computadora Mac que también usa el mismo servicio de disco duro en la nube, en cuanto el usuario acceda a su Mac, se creará una copia del documento en Word en la Mac, basándose en la copia que está en el servidor de archivos en la nube. También ocurrirá la sincronización en el sentido opuesto, copias de archivos creados en Mac y guardados en el disco duro en la nube, serán sincronizados en la PC con Windows.

Cómo usar Google Drive, tutorial

Los sistemas de disco duro en la nube generalmente se basan en decenas de servidores de archivos. Dado que las computadoras (servidores) requieren ocasionalmente mantenimiento, es importante almacenar la misma información en varias computadoras. Esto se llama redundancia. Con redundancia, un sistema de disco duro en la nube puede asegurar que los usuarios podrán acceder a sus archivos en cualquier momento.

¿Porqué es conveniente usar un disco duro en la nube?

Así, a simple vista, un disco duro en la nube tiene varias ventajas con respecto al almacenamiento de datos tradicional. Es más fácil hacer notar las ventajas con un ejemplo:

Si almacenas archivos o documentos en un disco duro en la nube, serás capaz de acceder a esos documento desde cualquier lugar en que tengas acceso a Internet, desde cualquier computadora o, dependiendo del servicio, dispositivos móviles. No es necesario llevar un dispositivo de almacenamiento físico (como las memorias de USB) ni utilizar el mismo equipo de cómputo para guardar y recuperar tu información. Algunos servicios de disco duro en la nube incluso te permiten dar permiso para que otras personas de tu elección tengan acceso tus documentos y archivos, permitiendo colaboración independientemente de la ubicación geográfica que tengan todas las personas involucradas.

Cloud washing (que también puedes encontrar como una sola palabra, cloudwashing), es un término en inglés que se usa para referirse al hecho de que un proveedor de servicios use la palabra “nube” (o cloud) con la única finalidad de renombrar un servicio y aprovecharse de la popularidad del término “nube”, sin que por ello sean realmente servicios en la nube.

Usualmente se trata de servicios a compañías.

Por ejemplo, tener servidores en la nube o tener almacenamiento en la nube. Hay varias razones por las que una compañía contrata estos servicios, usualmente relacionadas a elasticidad en la cantidad de recursos que usan, esto es: poder agregar recursos, como capacidad de almacenamiento, fácilmente y aumentando únicamente el costo proporcional de lo que se agregó.

En inglés la palabra wash se usa para indicar que se aplicó una delgada capa de pintura para aparentar que se trata de algo nuevo. En este caso, se aplica a los proveedores de servicios que lo aplican a servicios viejos, y usan el término “nube” únicamente como una estrategia de mercadotecnia.

Existe una línea fina entre el servicio en la nube y el servicio basado en la nube. Los servicios basados ​​en la nube son servicios que aprovechan la nube (por lo general la infraestructura de nube) en su operación diaria. El hecho de que se están ejecutando en la nube, sin embargo, no significa que sean servicios en la nube. Este es usualmente el caso del software como servicio (SaaS, por sus siglas en inglés).

¿Cómo evitar cloud washing?

Dado que para ser un servicio en la nube varios de los componentes que se usan deben de depender del uso de Internet, es a veces fácil para los proveedores el presentar su servicio como un auténtico servicio en la nube. Sin embargo, un servicio en la nube tiene más características que la suscripción en línea:

Es un servicio por demanda. Únicamente pagas por lo que usas, por lo que se hace una optimización de costos.
El servicio tiene una arquitectura multi-tenancy. Esto significa que una sola instancia de un programa o aplicación de software atiende a varios clientes (tenants o inquilinos, en español).
Es un servicio elástico y escalable. Puedes agregar recursos, por ejemplo espacio de almacenamiento o número de procesadores, sin necesidad de hacer toda una reinstalación del sistema y sin necesidad de hacer adquisiciones de hardware. La elasticidad te permite que al aumentar tu necesidad, aumentes tu uso de recursos, y al disminuir tu necesidad, disminuyas tu uso de recursos.
Es un servicio que usa una infraestructura virtual. Se usan sistemas operativos, servidores, y otros recursos que usan el mismo equipo de hardware, aprovechando al máximo su capacidad.