Cómo aprovechar un pendrive viejo

Cómo aprovechar un pendrive viejo
0 Flares 0 Flares ×

Los pendrives, flash drives o memorias USB, sirven para lo obvio, es decir, almacenar información y llevarla a cualquier lado. Sin embargo, muchos suelen preguntarse si ¿es posible hacer algo más con ellos? La respuesta es afirmativa, especialmente si deseas dar un nuevo uso a un dispositivo un poco viejo y con capacidad limitada.

Los pendrives viejos de 1GB e incluso menos capacidad de almacenamiento, pueden ser útiles a la hora de realizar varios procedimientos, desde instalar un sistema operativo, hasta llevar contigo todo tipo de aplicaciones portables y más. Aunque claro, esto es algo que también puede hacerse con los dispositivos más nuevos, pero para evitar desechar los más antiguos, puedes darle un poco de sentido a su existencia sabiendo cómo aprovechar un pendrive viejo.

Transportar aplicaciones portables

Las aplicaciones portables resultan ser una excelente y práctica forma de llevar contigo algunas herramientas que siempre utilizas en el ordenador. Por ejemplo, si te ves en una situación en la que debas usar un ordenador público o el de un amigo, es muy probable que necesites utilizar alguna aplicación adicional a la que tienen. Y, para evitar la tarea de bajarla, instalarla y luego borrarla, puedes transportarla contigo.

Cabe destacar que, para tener un pendrive listo, puedes acceder a varios sitios que ofrecen aplicaciones portables. Por ejemplo, PortableApps, que cuenta con una suite de herramientas para todos los gustos, desde varios navegadores, pasando por antivirus, clientes de descarga y de redes sociales, entre muchas cosas más.

Usar un pendrive viejo

Otra excelente alternativa es Lupo Pendrive, una herramienta bastante similar a la anterior y que posee aplicaciones actualizadas de todo tipo como: clientes de correo electrónico, de mensajería, de P2P, de descargas, lectores de noticias RSS y muchas cosas más. O incluso, puedes optar por CodySafe, un lanzador de aplicación y un gestor multimedia.

Instalar un sistema operativo

Si te has descargado algún tipo de sistema operativo como Elementary OS, por ejemplo, no necesitas quemar un CD para su instalación, debido a que existe la posibilidad de hacer la instalación desde un pendrive sin ningún problema y sin importar el tipo de ordenador que tengas. Además, existe una buena cantidad de sistemas operativos como opciones para  instalar desde una memoria USB; incluso si prefieres Windows, también puedes instalar cualquier versión desde una unidad USB.

Bloquear tu ordenador

Si bien es cierto, los sistemas operativos incluyen la posibilidad de establecer una contraseña para que nadie más pueda acceder al ordenador. En estos casos, puedes implementar una larga y complicada contraseña, con lo que tendrás mucha seguridad. Sin embargo, si deseas aún más seguridad pero de forma más sencilla, puedes utilizar algunos programas simples que harán que tu pendrive viejo -o  nuevo- se convierta en una llave. Es decir, cada vez que insertes el pendrive en el puerto USB, el sistema se desbloqueará y si lo sacas dejará de funcionar. Algunas de las mejores opciones para Windows son: Active Lock y Predator.

Usar un pendrive viejo

Encriptar archivos importantes

Continuando con el tema de la seguridad, puedes aprovechar un pendrive viejo para encriptar documentos. Este proceso es algo necesario si deseas evitar que sean accesibles a cualquier persona. Esto puede parecer un poco extremo en ciertos casos, pero siempre es importante tener el cuidado correspondiente, sobre todo si manejas documentos delicados de forma digital.

Para esta tarea, puedes comprar un stick USB como HIDEIN para que funcione como una llave para encriptar lo que tengas en tarjetas SD, en el disco duro y en otros pendrives. Pero si lo que deseas es aprovechar tu pendrive viejo, la mejor opción es una aplicación de código abierto y gratuita llamada TrueCrypt.

TrueCrypt tiene diferentes e interesantes funciones, ya sea crear un disco virtual encriptado, encriptar una partición entera en cualquier dispositivo de almacenamiento, entre otras cosas. Además, todo lo hace de forma automática y en tiempo real. Para usarla con tu pendrive, lo único que necesitas es insertarlo en el puerto USB y elegir el volumen que le corresponde para guardar la información encriptada.

Usar un pendrive viejo

Crear particiones, clonar Windows o dar mantenimiento al disco duro

Si deseas formatear tu disco duro, crear o administrar particiones, clonarlo, hacer pruebas y mantenimiento en general al ordenador, sistema operativo y disco duro, necesitas utilizar una herramienta similar a Parted Magic. Parted Magic viene como un ISO debido a que es una distribución completa de Linux, con todas las aplicaciones necesarias para hacer todo lo que hemos mencionado y más.

Todo es completamente gratis y para usarlo debes bootear tu sistema desde el puerto USB, algo que puedes configurar en la BIOS. Además, una de las mejores opciones para correr Parted Magic es utilizando Yumi Multiboot USB Creator, una herramienta fácil de usar para correr un ISO, cualquiera que sea.

Aumentar la velocidad en Windows

Windows cuenta con una función llamada ReadyBoost, con lo que permite aumentar la velocidad del computador usando un pendrive como lugar para almacenar caché de aplicaciones. Esta es una útil funcionalidad si tienes poca memoria RAM en el ordenador, o si necesitas tener un poco adicional para cargar programas pesados. Además, resulta una buena solución si aún no puedes realizar la inversión necesaria para aumentar la cantidad de memoria RAM.

Para utilizar esta función debes formatear el dispositivo USB con el método que más te guste y asegurarte que se le coloque NTFS como sistema de archivos. Luego puedes proceder a insertar el pendrive en un puerto USB y te saldrá la ventana para preguntar qué deseas hacer. En esta ventana observarás al final de la lista la opción de ReadyBoost.

Usar un pendrive viejo

Rescatar tu ordenador de virus

Cuando tu ordenador no quiere iniciar, puedes sospechar la presencia de algún virus. Una buena forma de resolver estos problemas es con AVG Rescue CD Software. Con esta herramienta, que puedes cargar desde un pendrive, puedes realizar un escaneo de tu PC y averiguar si hay algún virus que esté ocasionando problemas. Aunque también puedes aprovechar otras utilidades que incluye.

Para utilizar esta herramienta debes dirigirte a la web de descarga y elegir la versión para memoria USB. Viene en un archivo comprimido RAR y dentro hay un ejecutable (.EXE) que funciona en Windows. Ejecuta y escoge cuál es el volumen del pendrive que utilizarás, presiona Install y espera a que termine. Cuando esté completo estará listo para el rescate en la memoria USB. Finalmente solo debes cargarla booteando el sistema desde el puerto USB.

Proteger una PC portátil de posibles robos

Para darle una nueva vida a un pendrive viejo, también puedes hacerlo funcionar como una alarma para que sepas cuando tu portátil sea quitada de su lugar. Lo que debes hacer es descargar un pequeño programa llamado LAlarm, que funciona en Windows 7, Vista y XP, y que se instalará en un pendrive para que cuando este sea retirado del puerto USB, suene una alarma.

Según los desarrolladores de esta aplicación, es recomendable amarrar el pendrive a la mesa o el lugar en el que se encuentre la PC, de modo que cuando alguien hale la computadora, el pendrive pueda salir de forma automática.

Usar un pendrive viejo

Montar un servidor en casa

Si deseas hacer un servidor casero para probar las aplicaciones o páginas web sin tener que pagar por un servicio, también es posible hacerlo aprovechando un pendrive viejo y a través de una herramienta llamada XAMPP, que está equipada con todo lo que necesitas para este tipo de tareas.

Con esta serie de herramientas que vienen empaquetadas para usar en Windows, Linux, Mac OS X y Solaris, puedes correr desde un pendrive si descomprimes todo dentro del mismo. Lo ideal es mantener la carpeta que trae XAMPP y que todo se coloque en la raíz del dispositivo, además de no tener almacenado nada más para evitar conflictos.

Pimp my Pendrive

Aunque no sea una forma muy productiva de darle una nueva vida a tu pendrive viejo, sí puedes cambiarle el aspecto viejo y aburrido por uno de mayor imaginación para que vuelva a ser utilizado para alguna de las tareas antes mencionadas. Incluso, puedes hacer un regalo a alguien llenando el pendrive de música, imágenes o cualquier otra cosa que le guste. En estos casos, puedes tomar ideas como: meter el pendrive en un casette, usar un control de Nintendo, hacer un pendrive de oso de peluche, entre otros.